• Colegio Los Olivos Málaga

La astenia primaveral

LA ASTENIA PRIMAVERAL ES MUY COMÚN EN

PEQUEÑOS Y ADOLESCENTES AL SER MÁS SENSIBLES A

LOS CAMBIOS AMBIENTALES.


ES IMPORTANTE ESCUCHAR CÓMO SE SIENTEN Y

AYUDARLES A DISMINUIR LOS SÍNTOMAS

TRANSITORIOS PROVOCADOS POR EL CAMBIO DE ESTACIÓN.


¿QUÉ ES LA ASTENIA PRIMAVERAL?


La astenia primaveral es una sensación generalizada de cansancio o decaimiento característica de la primavera, relacionada con el cambio de horario y el aumento de la temperatura, que puede llegar a alterar el humor, el sueño y hasta la salud.


¿CUÁL ES SU CAUSA?


El aumento de las temperaturas, así como de las horas de luz, afecta a los ritmos

circadianos, trastocándolos sobre todo por una menor producción de betaendorfina

(hormona que actúa como moderadora de dolor), hasta que el cuerpo se acostumbra a

los cambios de luz y temperatura.


¿QUÉ SÍNTOMAS PUEDE

PRODUCIR?


Cansancio, cambios de humor, irritabilidad,

bostezos, falta de concentración, apatía,

inapetencia, llanto frecuente, rabietas y

dificultad para dormir por las noches.


¿CUÁNDO PUEDE EMPEZAR Y CUÁNTO DURA?


Suele empezar los días posteriores al comienzo de la primavera y, sobre

todo, al cambio de hora y su duración es de entre una semana y 15 días, que

es lo que puede tardar el cuerpo en acostumbrarse a este cambio.


CONSEJOS PARA COMBATIR LA ASTENIA PRIMAVERAL


1. AUMENTA EL JUEGO Y EL EJERCICIO FÍSICO AL AIRE LIBRE


Aunque solo sea un rato, dale su tiempo al aire libre. Puede hacer

deportes, jugar, patinar, bailar y cualquier actividad que le implique

moverse activamente para generar endorfinas. Estos momentos son

importantes para que el niño libere estrés y mejore su estado anímico.


2. CUIDA DE SU SUEÑO Y FACILITA EL DESCANSO


Es Importante que duerma bien, las horas necesarias (8 a 10 horas

diarias según edad), establecer unas rutinas diarias facilitará un

buen hábito de sueño. Al ir a la cama, no es conveniente el uso de

tablet, móviles o demás pantallas que puedan alterarle más de lo necesario antes de dormir.


3. FAVORECE UNA CORRECTA ALIMENTACIÓN E HIDRATACIÓN


Buena alimentación que aporte energía: rica en hidratos de carbono

(cereales sin azúcares añadidos, tostadas o frutos secos), verduras,

proteínas (leche, yogur,..) y fruta. El aporte de energía se debe mantener

todo el día por lo que es recomendable comer algo al mediodía y por la

tarde. Mantener siempre bien hidratado.


4. NO ABRIGUES DEMASIADO Y EVITA ALTAS TEMPERATURAS EN CASA


Esta temporada algunos niños también pueden sufrir la incomodidad de llevar ropa demasiado

pesada para las nuevas temperaturas. Otra molestia que puede tener el niño es estar en un

ambiente demasiado caluroso en comparación con el aumento de la temperatura externa.

Ajusta el termostato de acuerdo con el clima.


5. VIGILA SÍNTOMAS DE ALERGIA


Si los síntomas van acompañados de mocos, estornudos, picor de

ojos y nariz o diarrea; puede ser que el niño esté padeciendo un

cuadro de alergia que debe estar controlado por el pediatra.


Departamento de Enfermería Escolar

RedVital Salud

57 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo